En una galaxia muy muy lejana, por allá el año 2006, el club de la provincia de Ñuble recién ascendido a primera división, es transformado en sociedad anónima deportiva tras la venta de un paquete accionario a inversores extranjeros.

El diario financiero en la fecha, se encargó de mostrar quienes eran los ‘nuevos dueños de Ñublense’. Tomaron posesión en ese entonces el controlador de Banco Monex (banco mexicano posteriormente envuelto en lavado de dinero), Jacques Ergas con su amigo Patrick Kiblisky entre otros, además del ex síndico de la quiebra de Colo Colo, Isacruz y Telex, Juan Carlos Saffie.

También se consignan las palabras de Sergio Zarzar el que se refiere a esta venta “Ellos van a entrar a la S.A como inversionistas y nosotros como corporación vamos a ser socios igualitarios”. Mientras hacia referencia que los empresarios y corporación (representante supuestamente de los intereses de la ciudad) tendrían el 48,5% cada uno. El restante 3% se distribuyó en un grupo de profesionales pertenecientes a las áreas jurídicas y de marketing de la entidad.

zarzarEl presidente de ese entonces, y actual alcalde de la ciudad (Chillán a primera) Añadió que los contactos con los nuevos inversionistas los realizaron a través de Juan Carlos Saffie. “Con él somos muy amigos. Ñublense estaba absolutamente saneado económicamente y por las buenas relaciones que tenemos y la necesidad de incorporar capitales frescos,llegamos a un acuerdo.”

Desde fatídico noviembre de 2006 han pasado casi 10 años.

Mucha agua bajo el río ha pasado, para empezar los porcentajes accionarios. Debido a un aumento de capital para la creación del complejo de Paso Alejo, la corporación que no pudo pagar en cash, tuvo que ceder acciones.

Para la construcción del señalado complejo se recibió aportes del proyecto GOAL de la FIFA, además de la venta de Berriex y Barroso. Sin embargo Ñublense fue cuestionado por un supuesto préstamo ilegal por parte de la ANFP de Sergio Jadue, situación que el gerente aclaró, señalando que es dinero directo del banco BBVA.

Finalmente los porcentajes accionarios quedaron de la siguiente forma; la empresa Big Silver S.A (Kiblisky) tiene el 57,86%, la corporación atlético Ñublense el 40,36% y Juan Carlos Saffie Duery el 1,77%.

Ñublense en lo deportivo

El club alcanzó su máximo logro el año 2008 clasificando a la sudamericana siendo eliminado en primera ronda por Sport Ancash. Tras ello, ha descendido en 2 ocasiones a Primera B. Nunca se ha trabajado en un proyecto serio, nunca se ha traído un buen técnico que plantee un trabajo a largo plazo.
Con la S.A el 2013 se le bajó el dedo al fútbol femenino de Ñublense y las series menores, actualmente tocan el fondo en la tabla en todas las edades.

Ñublense en lo Administrativo

IMG_20160328_131051A poco tiempo de su llegada eliminaron las entradas tercera edad y estudiantes. El abono (incluso en Primera B) sigue aumentando el valor año tras año, ahora con modalidad hincha VIP que tiene acceso a una colación. Además de dejar como un mero recuerdo la clásica presentación de jugadores al comienzo de la temporada, denominada ‘Noche Roja’.
Si bien el club mantiene, lo que siempre se destaca, los sueldos al día de los jugadores. En lo administrativo, ha mantenido un gerente general actualmente ganando 5 millones mensuales (6 veces más que el segundo sueldo más alto y casi 47 veces el sueldo más bajo).

Kiblisky utilizó el club para interponer denuncia en la ANFP por el mapa que reivindicaba el territorio palestino en la camiseta del club árabe.
Moviendo el calendario más cerca, Alex Kiblisky, era el tesorero de la ANFP que encabezaba Sergio Jadue, investigado por corrupción. Su hermano Patrick (‘dueño del club’) es el encargado de patrimonios en el banco (UBS de Fort Lauderdale) donde Jadue tenia la platita cochina bajo el colchón. Mientras guardan silencio, el caso de corrupción aún es investigado por el FBI.

Lo más actual es la ya conocida demanda de Gabriel Rodriguez, Eelco Navarro y Alexis Orellana tras ser despedidos de forma injustificada (por lo tanto, ilegal) por Hernan Rosenblum. El club deberá desembolsar más de 200 millones en total.

Tras todo ello, Ñublense SADP agarró todas las copas y fotos (que no les pertenecen, que no ganaron) y eliminó la sede de calle Bulnes para llevar todo a Paso Alejo, dejando en una tienda deportiva la venta de entradas un par de días.

Se armó la resistencia

En vista de todos los antecedentes expuestos. Es lógico, justo y necesario que la gente en la provincia se resista a la administración del club.

Casi un año lleva el Movimiento Autónomo Ñublensinos de Esfuerzo y Valor, agrupación que a punta de trabajo, contenido e información se ha transformado en una verdadera resistencia a la administración del club. Si bien desde la llegada de la S.A existen detractores, nunca antes se vio algo coordinado o con tal trabajo investigativo y organizacional.

Image300021Lo fuerte se vino a comienzos del año 2016, donde tras empapelar la ciudad con mensajes contra la S.A, se convocó una manifestación por el centro de la ciudad. En el lugar se realizó una recolección de firmas ¿Para qué? para emplazar a la corporación a abrir el espacio a los hinchas y realizar una asamblea.

En conversación con el movimiento autónomo, el presidente de la corporación Jorge Silva, se mostró abierto a la inclusión de hinchas (reales) a la corporación e incluso propuso en este encuentro, trabajo en conjunto en actividades por el centenario, disidentes de lo que haga la SA. Los hinchas recibieron respuesta pública (que se puede leer acá) al emplazamiento realizado, todo muy auspicioso.

Pero no podía ser tanta maravilla, mientras en el seno del Movimiento se planeaba una inscripción masiva de socios tras la carta pública. La corporación respondía un correo que indicaba que la cuota de incorporación sería de 5 UF (alrededor de 130 mil pesos) y una mensualidad de 10 mil (contrario a lo que establecían sus estatutos que no debería superar los $5.000)  además, si ya lo monetario no bastaba para impedir el ingreso de hinchas, señalaron que solo podrían estudiar 5 peticiones de ingreso por asamblea.

La administración se desespera

Hablamos de administración, porque no vemos diferencia entre Ñublense Sociedad Anónima y Atlético Ñublense. ¿Ustedes si? Insistentes y constantes han sido los ataques por parte del gerente general en la prensa al Movimiento Autónomo. Los ha tratado de vagos con aporte monetario de partidos políticos, acusaciones de actos delictuales, y ahora último, anuncian acciones legales por la venta de una camiseta que rescata la historia del club la cual es vendida a precio costo, ya que fue creada para ser accesible a todos los hinchas. Además en la entrevista en un diario de la ciudad, señalan que en las 277 firmas que se adjuntaron al emplazamiento a la corporación incluyen (contados) menores de edad, nombres falsos y personas con antecedentes penales. Dejamos las siguientes interrogantes. ¿De verdad alguien supuestamente se dio el trabajo de revisar 277 Nombres con el correspondiente Rut?,¿Qué buscaban con ello?, ¿Qué hace la Sociedad Anónima con las firmas si fue entregado a la corporación (Jorge Silva)?.

El Movimiento ya se encargó de responder a la corporación y exigir que la desorbitada cifra (incorporación y cuotas) sea reducida. Lamentable accionar de Atletico Ñublense que demuestra, una vez más que son cómplices de la situación que vive el club. Si realmente fuesen hinchas como dicen ser, abrirían el ingreso a la gente. ¿O acaso no entienden que existe un activo de 2 mil personas (o más) para luchar contra la S.A?

Hicieron negocio tranquilos varios años, la gente -por fin- se aburrió y se organiza, crece cada día el entramado social. Al fin y al cabo, Ñublense es toda esa gente, desde la cordillera hasta el mar. No una empresa de Miami con negocio inmobiliario.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.