Ganar. Todo equipo desea ganar. Podríamos revisar estadísticas, pero no es el fin. No es necesario, todo hincha sabe lo difícil que le resulta ganar a Ñublense. “Si no se sufre, no es Ñublense”, dice el popular rezo rojo.

Sin embargo, esta columna no es para exaltar lo que fue el meritorio partido contra Curicó. A todo ñublensino se le vienen a la mente los triunfos y derrotas ante el archirrival, con distintos técnicos, un puesto que ha sido de continua rotación en la banca del equipo de la región de Ñuble. Precisamente esta columna quiere rescatar a quienes siempre han sido criticados: Los DT.

Un equipo de bajos resultados, sin estructura, sin juego claro fue el que tuvo que asumir Jaime García, un “fierro caliente” como se dice comúnmente. Sin embargo, él lo hizo. Esto lo han hecho muchos, por dinero, por trabajo, pero acá hay algo distinto.

Más allá de los resultados futbolísticos (que los ha tenido), le ha dado calle al plantel. Sí, roce con los hinchas, con las instituciones de ayuda o beneficencia, ha abierto los entrenamientos, levantó un equipo psicológicamente mal (tras consecutivas derrotas y una goleada) y ha logrado generar cercanía con el hincha. Ha asumido sus errores con humildad y nunca se ha quejado de que ha tenido que trabajar con “lo que hay”.

En medio de la alegría por el paso a la siguiente fase de copa Chile, quiero destacar a la persona. Al que salió con una pechera, y sus jugadores a ser parte de una colecta. El que estuvo ahí para ir a la cárcel a compartir con los presos. El que le puso el pecho a las balas, cuando las críticas recaían sobre sus jugadores tras un 4-0 frente a Wanderers. Creo que hace muchos años que no había tanta empatía y cariño con un técnico. Y es que García es un tipo sencillo. No viste a la moda. No presume su pasado futbolístico, no quiere ser seguidor de algún exitoso técnico. Es casi un chillanejo más. Alguien que por lo que ha mostrado, feliz compartiría un vaso de chicha en el pala o comería unas papas cocidas con longaniza en el mercado.

García es un DT. Parece que en poco, será un chillanejo más.

Cristobal Catejo Chacón
Cristobal Catejo

Profesor de Historia, Geografía y Cs. Sociales.

Hincha de Ñublense.

Columnista desde la mente, relator desde el corazón.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.